COLUMNAS DE OPINIÓN 
PDF Imprimir Corre-e
Bancarización
Escrito por Patricia Inga   
22 / 04 / 2010
En estos últimos meses hemos escuchado hablar muchas veces de bancarización, a raíz de la propuesta de ley que regularía en nuestro país la obligatoriedad de depositar las remuneraciones en una cuenta en el sistema financiero. Ante ello, debemos hacernos las siguientes preguntas: ¿Es eso bancarización? ¿Por qué es importante bancarizar? ¿La imposición de una ley es suficiente para lograr la bancarización?

Se entiende por bancarización el grado de uso del sistema financiero en las transacciones entre los diversos agentes económicos; es decir, no sólo la apertura de cuentas de ahorro o depósitos, sino el uso de toda la gran gama de servicios que ofrece el sistema financiero. Si bien tradicionalmente este concepto ha sido medido como el ratio de depósitos totales del sistema en relación al PBI, hoy se suman a su análisis ratios varios que responden a la amplitud de su definición, como el porcentaje de créditos en relación al PBI, número de tarjetas de débito y crédito por cada 100,000 habitantes, número de cajeros/ATM y sucursales de entidades financieras para igual número de habitantes, etc.

Son muchos los beneficios derivados de la bancarización. Para los clientes, fomenta el ahorro, da acceso al crédito, reduce los costos de seguridad en las transacciones, incrementa la cultura bancaria, permite un mejor manejo de las finanzas, entre otros. Para las entidades del sistema financiero, la bancarización le provee información crucial de sus clientes para el desarrollo de nuevos productos, le permite un mejor entendimiento de los riesgos de los mismos, reduce sus costos operativos por volumen, promueve la expansión de negocios, entre otros. Y para el conjunto de la economía la bancarización promueve la formalización, contribuye a transacciones más eficientes y seguras, evitando la evasión, reduce  costos, fomenta una adecuada canalización de recursos hacia inversiones productivas, entre otros. De ello, la importancia para los países de alcanzar mayores niveles elevados de bancarización, pues ello contribuye sin duda a su crecimiento económico. 

Sin embargo, estos beneficios se logran a través del uso de los servicios financieros por los agentes económicos de manera sostenida. Para ello, se requiere del desarrollo de productos financieros que satisfagan las necesidades y expectativas de los diferentes agentes económicos y segmentos de la población; y que estos servicios estén accesibles,  económica, geográfica y operativamente. Pero la bancarización requiere, especialmente, del desarrollo de una relación de confianza entre clientes e instituciones financieras, que permita el desarrollo de una relación de largo plazo que fortalezca la economía. Ella sólo se puede derivar del conocimiento mutuo de los derechos y deberes de ambos, en un clima de transparencia y respeto que debe ser garantizado por un marco normativo claro y por una supervisión efectiva que vele por el cumplimiento de esas normas.

Por último, las normas no serán suficientes para lograr el objetivo de bancarización, a menos que vengan acompañadas de estrategias de  difusión de los beneficios que generan y de los deberes de clientes e instituciones financieras partes. Ello promoverá el clima de confianza que será la base de una real profundización financiera.


Patricia Inga


 

OPINIONES

nelson_72.jpgRestaurantes (y taxis)
Nelson Torres
Hace dos semanas estuve en Chiclayo. El domingo salí a almorzar con mi madre. Fuimos a tres restaurantes tradicionales...(+)

encuestas_mrh.jpg

 
investigaciones.jpg
conexion_y_despegue_rural_encabezado.jpg